Banners categorías

Ms Glezbet
Día a día de una mamá primeriza
Moda Infantil

3 nov. 2018

El valor del tiempo juntos

Aylan me ha enseñado muchas cosas, pero una de ellas, es que no necesito mucho para ser feliz, me basta con buenos momentos.

Papi está de vacaciones pero yo trabajo, y entre semana la rutina sigue, así que hemos alargado el finde para salir de la monotonía, que la rutina hay veces que hasta se agradece, pero la monotonía no la quiero en mi vida. 

El plan era despertar juntos, desayunar juntos, pasar el día jugando los tres en el Angry Birds, ver el atardecer en Arguineguín, cenar e irnos a dormir juntos, puede parecer una bobería, pero no es algo que podamos hacer normalmente, así que es una bobería que sabe cuando podemos disfrutar de ella. Entre semana Aylan se despierta conmigo, y se acuesta con papi, casi siempre, aunque muchas veces se espera despierto hasta que yo llegue para dormirse y hoy, en cambio, han sido 24 horas de pegatina, los 3 juntos para todo.

El tiempo en Las Palmas estaba súper feo, lloviendo y con frío, pero ha sido llegar a Puerto Rico y tachán, sol y cielos despejados, el clima del sur siempre acompaña. El pituso llegó y se metió en la piscina de bolas, si es por él se queda ahí todo el día, luego igual en la cama saltarina y así cada vez que nos movíamos a otro sitio del parque. Siempre que hemos venido lo ha pasado genial pero creo que esta vez más que nunca, hasta la patineta cogió.


En Arguineguín la puesta de sol espectacular, la disfrutamos sentados en el muro entre el mar y la piscina de agua salada. No necesito más.
 

Disfrutar de la compañía, reír, hablar y contemplar los placeres de la naturaleza, es que no se me ocurre mejor plan, esta vez papi ha acertado 100%. Esta noche nos vamos plenos a dormir y con el deseo de Aylan de volver a la piscina de Arguineguín pero esta vez a bañarnos, es un pescaito.

No hay comentarios

Publicar un comentario

La Magia de Sonreír © 2016.
Design: Serein Atelier
Back to top