Banners categorías

Ms Glezbet
Día a día de una mamá primeriza
Moda Infantil

19 jun. 2017

Colores cálidos y fríos

Para trabajar estos conceptos está genial hacerlo de manera visual, a través de láminas, dibujos, cuadros, o el recurso que tengamos más a mano.

La importancia del uso de los colores en el arte está muy vinculada a las sensaciones que producen en nosotros determinados colores, en nuestra vista o percepción del ojo humano.

Para explicar a los niños la diferencia entre los colores cálidos o fríos lo primero que hice fue pedirles que imaginasen un paisaje de noche y un paisaje de día, e intentaran relacionar los colores del día con los cálidos y los colores de la noche con los fríos, o los colores del desierto con los cálidos y los colores de un paisaje de la Antártida con los fríos. 

A los más mayores les podemos dar más detalles y explicar que los colores fríos se relacionan con los tonos del mar y están en un lado del círculo cromático, azules, verdosos y morados. Y los cálidos los del sol, que se encuentran en la otra mitad opuesta del círculo, van desde el amarillo hasta el fuxia, pasando por los naranjas, ocres, y toda la tonalidad tierra.

Aunque ésta última información la dirijamos a los mayores, todo lo explicamos delante de todos los niños, tal vez a alguno de los pequeños le surja la curiosidad de preguntar alguna cuestión y tenga la capacidad cognitiva para entender su explicación, no seamos nosotros quienes coartemos su desarrollo, sino quienes intentemos sumar siempre.

Hay muchísimas maneras de trabajar la técnica del color con los niños, esta actividad es de lo más sencilla y para todas las edades.

Materiales:
-Folios
-Lápices de escribir
-Colores (témperas, acuarelas, rotuladores, ceras, lápices de colores...lo que prefieran)
-Regla. No es fundamental, pero si alguno de mis peques me pidió usarla

Objetivos:
-Trabajar la atención y la concentración
-Reconocer y usar diferentes colores con un propósito
-Estimular la educación emocional

Paso a paso:
-Cada artista dividirá el folio en dos partes iguales. De manera libre, no tiene por que ser horizontal, vertical o diagonal. Como cada uno quiera.
-Con el folio dividido en dos en cada parte trazarán las líneas de un dibujo libre. Puede ser un paisaje, formas geométricas, un mandala, o lo que a cada uno se lo ocurra.
-Ya tenemos dos dibujos y ahora habrá que decidir cual vamos a pintar con colores cálidos y cual con colores fríos y antes de comenzar a pintarlo el por qué han decidido que ese sea el cálido y el otro el frío y que es lo que les ha transmitido cada uno

Es una actividad muy interesante con la que también conocer un poco más a cada niño, ya que plasman mucho de sí mismos en los dibujos, y que ellos se conozcan también, reconociendo posteriormente en su arte sus gustos y personalidad. Espero que puedan ponerla en práctica y disfrutar de los resultados.

No hay comentarios

Publicar un comentario

La Magia de Sonreír © 2016.
Design: Serein Atelier
Back to top