Banners categorías

Ms Glezbet
Día a día de una mamá primeriza
Moda Infantil

23 dic. 2017

Ruta a Cuevas Caídas, Tejeda

Después de la tormenta llega la calma dicen, y después de estos días de lluvia había que aprovechar el finde soleado para ir al campo a ver los paisajes verdes y el agua correr.

Soy más de playa que de campo ya lo saben, pero de vez en cuando por hacer un sendero chulo con unas vistas espectaculares merece la pena soportar mis mareos por las curvas en coche. Una hora de ida y otra de vuelta exactamente, hasta llegar a la Cruz de Tejeda, cogiendo la carretera de San Mateo.

Esta vez nos acompañó Mimoso, nuestro perro, que Aylan lo ama, y como no a todos sitios nos lo podemos llevar, hay que aprovechar cuando hacemos planes en los que podemos contar con él.

Cuando llegamos al parador ya Aylan estaba incómodo de tanto rato en el coche y creo que no era el único, yo también necesitaba pisar tierra firme y coger aire puro urgente. Hicimos una parada para pasear y calmar los ánimos, que Aylan viese al mítico burro de Tejeda, que creo que es un burro diferente al que yo conocí hace años, el pobre ya habrá muerto supongo, lo acarició, aunque no se subió, Mimoso andó un poco y volvimos al coche.


Seguimos bajando en dirección al pueblo y pasando la gasolinera a mano derecha nos encontramos con La Cesta, una escultura desde la que pudimos disfrutar de las vistas del Bentaiga con el cielo totalmente despejado.

En el otro lado de la carretera, la cascada del Charco de Las Palomas, hay que caminar muy poco y el camino es seguro según me han dicho, pero tendremos que volver para comprobarlo porque no hicimos el sendero.






De vuelta hicimos una última parada en el Mirador para coger el último aliento de aire puro y vuelta a casa. En la vuelta como era de esperar ya Aylan calló ko, suerte la suya, porque a mi se me hizo más pesada la vuelta que la ida.

Como saben los fines de semana en contacto con la naturaleza.

No hay comentarios

Publicar un comentario

La Magia de Sonreír © 2016.
Design: Serein Atelier
Back to top