Banners categorías

Ms Glezbet
Día a día de una mamá primeriza
Moda Infantil

11 jun. 2018

Ballenas

El pasado 8 de Junio se se ha celebrado el Día Mundial de los Océanos en el que se recuerda el papel importantísimo que ocupan los Océanos en nuestras vidas y en nuestro futuro.

En mi pequeña labor para contribuir al cambio y la mejora de su preservación, he optado por rascar en el corazoncito de los más pequeños, pues sus manos sembrarán el desenlace de nuestra existencia, así que lo que hoy nosotros les inculquemos, en el futuro lo valoraremos.

Abrir el tema hablando y sensibilzándolos con la problemática que supone para la fauna marina que su hábitat no se cuide, y que su ecosistema se contamine, me pareció una buena forma de llamar su atención. Ya después el resto fue fluyendo.

Dentro de las muchas cosas que podemos hacer para contribuir en la conservación del pulmón de nuestro planeta, con esta manualidad se da opciones para limitar o reutilizar el uso de plástico, reducir el consumo desmedido y se educa a la nueva generación sobre su responsabilidad en el cuidado del planeta en el que viven.

Materiales:
-Vaso desechable
-Témpera celeste
-Pincel
-Permanente negro
-Ojos adhesivos
-Gomaeva celeste de purpurina, en nuestro caso
-Cartulina o folios blancos
-Cola blanca
-Tijeras

Objetivos:
-Concienciar a los niños sobre la importancia de conservar y proteger los Océanos
-Promover mejoras sostenibles
-Educar a través del juego

Paso a paso:
Pintar el vaso de color celeste en caso de ser blanco el que tengamos será el primer paso, de este modo aprovechamos en lo que se seca para ir haciendo todo lo demás-
Luego en la gomaeva dibujaremos y luego recortaremos la cola y las aletas de la ballena.
Antes de pegarlo todo, pues aún la témpera no estará seca, haremos un rollo de papel o cartulina y lo sellaremos poniendo pegamento antes de cerrarlo del todo.
Cuando ya esté todo seco, cortaremos tiras finas en el canuto de papel o cartulina, sin llegar al final del todo, para que parezca el agua que sueltan las ballenas por el agujero de su lomo, llamado espiráculo. Dibujaremos una sonrisa con el permanente negro, pegaremos la cola y las aletas y pegaremos los ojos adhesivos o pintaremos unos si así lo prefieren.
Ahora si, ¡listo!

Valoremos los recursos que nos regala el planeta y aprendamos a vivir en armonía.

No hay comentarios

Publicar un comentario

La Magia de Sonreír © 2016.
Design: Serein Atelier
Back to top