Banners categorías

Ms Glezbet
Día a día de una mamá primeriza
Moda Infantil

8 feb. 2017

Sindactilia y Aplasia



El pituso ha tenido recientemente su segundo control traumatológico.

Para quienes siguen el blog o conocen a Aylan saben que nació con una particularidad en sus manos y pies, y es que en el momento de su nacimiento nos dijeron que tenía aplasia en sus pies y en su mano derecha una sindactilia. O lo que es lo mismo, tan solo tenia 4 dedos en los pies y en su mano derecha su dedo corazón y anular estaban unidos.

En ese momento te preocupas, no sabes a qué se debe o si puede implicar algo en su desarrollo. 

Supongo que se preguntarán por que de esta diferencia congénita, nosotros también lo hicimos y no tenemos respuesta. En principio nos dijeron que podía ser algo hereditario, pero la verdad es que ni nosotros ni ningún familiar que conozcamos posee esta característica física.

Ya Aylan ha cumplido los 10 meses y nos han confirmado que en su caso se trata de una sindactilia leve, no afecta a sus huesos, simplemente la membrana de sus manos no terminó de separarse mientras estaba en el útero y se podrá operar cuando sea un poco más grande, probablemente en edad escolar. Lo volverán a ver en un año y nos dirán si le dan la cita con el cirujano.

En principio se trata de una operación sencilla que no se apresuran en realizar porque no afecta al pulgar, que al parecer es el que puede provocar problemas neurológicos en el desarrollo a la hora de su movilidad. Supongo que por este motivo y los peligros de la anestesia general en niños tan pequeños, es porque tratan de posponerlo un poco más, por la dificultad del injerto que la operación conlleva, y esperar que se hayan desarrollado algo más sus dedos.

Hemos salido tranquilos sabiendo que todo está bien, que el niño puede hacer una vida normal y que no afectará a su desarrollo motor, pero también con la preocupación de que se alargará más en el tiempo esto, y la incertidumbre de si será algo que le afecte a él emocionalmente al ser más grande, cuando se le realice la operación.

Hasta entonces a seguir sonriendo y disfrutando de su infancia como hasta ahora, sin darle más trascendencia que la que meramente tiene. Una característica física diferente.

Creo que los adultos sufrimos más por los vaivenes de nuestros bebés que lo que realmente les pueda afectar a los pisquitos que ven la vida desde otra perspectiva más positiva, así que no adelantemos acontecimientos.

No hay comentarios

Publicar un comentario

La Magia de Sonreír © 2016.
Design: Serein Atelier
Back to top