Banners categorías

Ms Glezbet
Día a día de una mamá primeriza
Moda Infantil

5 ago. 2017

Ansiedad por separación



Nadie dijo que conciliar la maternidad con la vida laboral fuese sencillo. En plena época de campus, me encuentro con la dura tarea de intentar compaginar mi tiempo con y para el pituso, con mis horas de trabajo.

Es duro sentir que pasas más tiempo de tu día a día con otros niños, que con el tuyo propio, pero más duro es dejarlo llorando porque no quiere que te vayas, tener que irte a trabajar cuando se acaba de despertar y volver cuando ya está bañado, cenado y durmiendo, o a punto de quedarse dormidito. A pesar de que adoro mi trabajo, no puedo evitar sentir que me estoy perdiendo momentos únicos de su infancia.

Ya habíamos logrado que Aylan durmiese prácticamente toda la noche del tirón en su cuna, y que en mitad de la noche sólo demandase el pecho una vez. Pues desde que he comenzado a doblar turno puede levantarse a lo largo de la noche hasta diez veces, sólo se queda dormido encima de mi, o dándome la mano, está inquieto e intranquilo y he vuelto a meterlo en nuestra cama.

Achaco todos estos cambios en su descanso y de su carácter, al poco tiempo que estamos pasando juntos, y al estrés que parece ocasionarle cuando me voy por las mañanas. Pese a que tengo la suerte de que se quedan en casa para cuidarlo y no tiene que madrugar más aún para llevarlo a casa de nadie, y está en un entorno familiar para él, no se queda de muy buen humor, no es sólo porque llore, es como llora y grita con un llanto de angustia. 

Deseando que acaben estas duras semanas, y con unas ganas locas de pasar muchísimo tiempo con mi peque y volver a nuestra rutina. Si algo bueno tiene todo esto es que valoras mucho más lo verdaderamente importante. Por lo pronto a los fines de semana le sacaremos el jugo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

La Magia de Sonreír © 2016.
Design: Serein Atelier
Back to top