Banners categorías

Ms Glezbet
Día a día de una mamá primeriza
Moda Infantil

30 jun. 2018

Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología

Inculcar cultura en la infancia es posible, sólo hay que buscar herramientas atractivas para transmitir el conocimiento a los más pequeños con un poco de magia o a través del juego, y ésta visita ha resultado ser todo un éxito.

Nos encanta compartir con nuestro pituso momentos de lectura, bailar y escuchar música, ver pelis, hacer y contemplar distintas manifestaciones artísticas, y aunque para visitar un museo pensaba que aún no estaría preparado, ha quedado claro que me equivocaba.

Ya habíamos venido antes, el día que Aylan ingresaba para operarse, pero vinimos con prisas y nos supo a poco, así que le prometí volver. Y como lo prometido es deuda, hemos vuelto una vez más, y al parecer, no será la última.

Muchos adultos subestimamos a los niños, sus capacidades, gustos e intereses, en definitiva, su potencial, y somos nosotros mismos quienes les limitamos, en lugar de motivarlos e incentivarlos a creer que pueden llegar a donde se propongan. Les digo esto, porque no creo que sea pronto para ir a un Museo, si, tiene 2 años, pero eso sólo significa que la información se la tendremos que hacer llegar de una manera que le resulte interesante, ¿cómo? a través del juego, por ejemplo. 

Él es un niño y puede que este mes sean unas cosas la que les interese y el próximo sean otras, pero nosotros somos adultos y aún nos pasa, así que ¿Qué podemos esperar de ellos? Nuestro deber como padres es avivar el interés por aprender, por ver y conocer el mundo, y enseñarles distintas formas de expresión y comunicación para que sean adultos emocionalmente libres, capaces de gestionar cualquier conflicto que se les presente en sus vidas.



Este Museo en concreto, se encuentra el el Parque Santa Catalina, y si aparcan en el Centro Comercial El Muelle, cuentan con 3 horas de parking gratuito. La entrada para residentes es de 4€, Aylan no paga y el horario de entrada es de 10:00 a 20:00, pudiendo salir y entrar cuando quieran, a comer o dar un paseo hasta que sean las horas de los pases en la sala de reproducciones de cine 3D o del planetario. Además, cuenta con una sala infantil, por si las actividades carecen de interés para los niños puedan jugar mientras el resto de la familia continúa la visita



Lo más divertido del museo es que es muy práctico, en cada planta una guía va haciendo distintas actividades con los visitantes, y no hay mejor aprendizaje que la que se adquiere a partir de la experimentación.
"Dime y lo olvidaré, enséñame y lo recordaré, involúcrame y lo aprenderé" Benjamín Franklin.


No hay comentarios

Publicar un comentario

La Magia de Sonreír © 2016.
Design: Serein Atelier
Back to top